[El diván] ¿Cómo funciona nuestro cerebro? Y… ¿nuestra mente?

Hola de nuevo a todos. Os estaréis preguntando ¿Cómo es que escribes hoy por la tarde? Pues bien, a partir de ahora tenemos otra sección en el Blog, y digo tenemos por que esta sección es de Psiclogía y la va a llevar una Psicóloga (de las buenas :D). Sin más os dejo con ella y con su artículo.

Quiero daros personalmente la bienvenida a esta nueva sección del blog. Seguro que más de una vez habéis dicho: “todo el mundo debería tener un psicólogo”, así al estilo americano, que tienen su psicólogo personal al que llaman (y hasta acosan) en momento de estrés, tensión, alegría o pena. Más de una vez nos han asaltado sentimientos frustrantes, difíciles de identificar, o miedos que no podemos quitar, incluso dudas sobre si estaré educando bien a mis hijos o no al negarle esto o aquello. Pues bien, esta nueva sección se ha abierto precisamente para satisfacer deseos de aprender un poquito más sobre la psique humana, redescubrir nuevos aspectos de nuestra existencia y porqué no, también para pasar un buen rato leyendo algo diferente y curioso.

¿Quién soy?

Hola, Soy Saríah, una personita con un nombre poco común que se licenció en psicología en la Universidad de Sevilla. Alta, morena, con muchas aficiones y energía, pero… ¿Quién soy?, es más ¿Quién eres? ¿Te lo has planteado alguna vez?

Todos sabemos decir quienes somos o como somos, pero ¿lo sabemos realmente? Antes de que me respondáis a esta pregunta os voy a contar un cuento de Kafka.:

Un día, un hombre se montó en el metro dirección a su trabajo, iba muy metido en sus pensamientos, en lo que le diría al jefe sobre el trabajo del día anterior, en el nuevo pedido que tenia que hacer, las mil facturas que había que revisar… cuando levantó la mirada y observó que enfrente suya había otro hombre mirándolo. Era su propio reflejo en el cristal de enfrente, pero el hombre, sin reparar en ello, tan sólo desvió la  mirada, incomodado de “esa persona que lo miraba”. Se quedó algo intrigado porque su cara le era familiar, volvió a mirar sonriendo, y como no, esa persona también le sonrió. – Lo conozco, sé que lo conozco.- se dijo  muy intrigado.

Cuando llegó a su destino, se puso de pie, levantó la mano hacia el hombre de enfrente y le hizo un ademán de “hasta luego” a lo cual el hombre se lo hizo también. Estuvo todo el día pensando y pensando quien podía ser aquel hombre del metro, estaba seguro de que lo conocía, ojalá tuviera una foto de él para enseñársela a sus compañeros de trabajo porque seguramente ellos supieran decirle quien era.

A la vuelta del trabajo decidió volver a casa andando, así se daría tiempo para meditar sobre quien podia ser aquel hombre que le era tan familiar. Estuvo toda la tarde pensando. Cocinó, cenó, vió la televisión antes de acostarse, pero no lograba concentrarse, aquella persona le era muy familiar.

A la mañana siguiente, se despertó y de un sobresalto dijo: -“ ¡ya lo sé! Por fin sé quien es. ¡Es el hombre de la peluquería!

Lo que parece un cuento o una historieta graciosa, por desgracia es una realidad, muchas veces necesitamos de otros para que nos digan quienes somos o quienes vamos a ser.
No hay personas “puras” refiriéndome a este término a aquellas personas cuya personalidad se forja sola, esas que se hacen así mismas, sin influencia ni imitación de nadie, no existe esto. Todos somos consecuencias y fruto de “muchos algos” tales como la educación familiar, crianza, sociedad, ideologías, experiencias sufridas en la vida, en el día a día, personalidad propia, amistades, etc, etc. Somos el resultados de millones de situaciones diferentes y de sus consecuencias. Continuamente nos exponemos a tal cantidad de eventos diferentes que nos obligan a tomar una u otra decisión constantemente, no hemos terminado de decidir algo realmente difícil cuando ya nos vemos envuelto en otra decisión, grande o pequeña, no importa, pero es otro gasto mental que puede llegar realmente a agotarnos, por ello recurrimos muchas veces a algún amigo, conocido o familiar al que le preguntamos: “tu en mi situación ¿Qué harías?” nos da igual si esa persona está capacitada o no, para respondernos, si sus experiencias en la vida han sido totalmente diferente a lo que buscamos o simplemente ni siquiera queremos saber si conocemos o no a esa persona, solo necesitamos una decisión, sea cual sea, pero una tomada por otro, para liberarnos de esa pesada losa.

¿Sabes qué es errar? Seguramente haya pensado que es cometer un error. Y estás en lo cierto. Errar es equivocarse, meter la pata y arrepentirse después de hacer algo pero ERROR NO ES FRACASO, equivocarse no es fracasar sino crecer, muchas veces olvidamos que no hay aprendizaje sin error, y que son totalmente necesarios para crecer como individuo, para adquirir madurez y enriquecimiento personal. Por ello, animo a los padres que estéis leyendo este articulo, que no se anticipen a los actos de sus hijos cuando están viendo que meten el cubito en el agujero erróneo, cuando quieren ayudarlos a limpiar el coche o recoger la cocina y parece que lo van a dejar todo cien veces peor que si no hubieran hecho nada y mil y una situaciones mas que seguramente se os esté viniendo a la mente ahora mismo, recordad esto: Tus hijos necesitan equivocarse y tu también lo necesitas, es la única forma de crecer, por ello cada vez que metas la pata en algo, o no te sientas satisfecho con el trabajo realizado, alégrate de tener otra oportunidad de poder solucionarlo y de crecer en conocimiento y madurez.

Saríah Sánchez – Psicóloga licenciada por la Universidad de Sevilla

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios en “[El diván] ¿Cómo funciona nuestro cerebro? Y… ¿nuestra mente?

  1. Aplausos y bravo, al final seré el pelota del blog, no va en serio el artículo es muy bueno.

    Yo ya se lo digo a mis chicos, hacerlo vosotros mismos por dos razones:

    1 – Porque si lo hago yo, no va a dar errores porque ya lo he realizado o no he planteado los ejercicios como ellos y por lo tanto no se presentan las mismas situaciones que a ellos. Y cuando dan los errores igual que en la vida es cuando de verdad se obtiene conocimiento, mucho más que cuando hay aciertos.

    2 – Hombre para que engañarnos, porque un poco vagete soy.

    Un saludo y no la dejes escribir mucho que ya te veo escribiendo en otro lado.

  2. Me alegro que te haya gustado Fertux. Has hecho un comentario muy bueno, me alegra que la gente pueda ver los efectos en la vida cotidiana. Un saludo para ti y tus nenes!! jeje

  3. Pingback: Bitacoras.com
  4. Psico, tengo una duda, como sabes que has cometido un error? porque yo por ejemplo distingo el negro cuando lo enfrento a su opuesto que es el blanco, pero como saber que has cometido un error si estas cometido de hacer lo correcto?

  5. Muy buena pregunta Antonio.
    Convivimos con tantos errores y meteduras de patas que a veces… mejor dicho… casi nunca nos damos cuenta de ellos. Empezamos a ser conscientes cuando obtenemos sus consecuencias, cuando nos comparamos socialmente con otros, cuando preguntamos a expertos, cuando aprendemos cosas nuevas que nos convencen y nos rompen los esquemas iniciales…. hay muchas situaciones donde encontramos nuestro contraste Blanco/Negro.
    (¿te ha convencido o necesitas que te ponga una guía de colores :p?)

Deja un comentario